Ir directamente a la información del producto
1 de 2

Cama de Agua

Cama de Agua


Una cama de agua consta de un marco rectangular robusto de espuma, con una cremallera en el interior de una carcasa de tela, que se asienta sobre la plataforma base. Parece una cama convencional. La plataforma en general se ve como una base tradicional o somier y se asienta sobre una estructura reforzada.

Las camas de agua se calientan normalmente con un tipo de esterilla eléctrica. La temperatura se controla a través de un termostato y se ajusta a las preferencias personales, normalmente a la temperatura media de la piel (unos 28 °C). Una esterilla eléctrica normal, consume unos 150/400 vatios. El consumo de electricidad puede variar significativamente, dependiendo del aislamiento, la ropa de cama, la temperatura ambiente y otros factores. El gasto estimado anual oscila sobre los 30€.

Las camas de agua suelen ser de cloruro de polivinilo blando (PVC) o material similar. Se pueden reparar con casi cualquier equipo de reparación de vinilo.

Beneficios médicos que existen al dormir en un colchón de agua se encuentran:

  • Gran adaptación: el cuerpo se adapta perfectamente al colchón evitando las presiones en el cuerpo.
  • Reduce el estrés: con el colchón de agua se consigue un mejor sueño y más profundo reduciendo la tensión y el estrés diario.
  • Circulación de la sangre: la circulación de la sangre es óptima puesto que no existen huellas de presión en el cuerpo al ser repartido el peso por todo el colchón.
  • Sin alergias: es un tipo de colchón muy recomendable para aquellas personas que son alérgicas a los ácaros puesto que en este tipo de colchón no aparecerán ni bacterias ni ácaros.
  • Alivio de dolores: el uso continuado de este tipo de colchón hace que los dolores se alivien o suavicen como por ejemplo los dolores de las articulaciones.
  • Mayor durabilidad: su durabilidad por lo general es mayor que otro tipo de colchones puesto que en este caso el material del que está fabricado no se deteriora.
  • Temperatura deseada: al calentar el agua del colchón podremos hacerlo a la temperatura deseada y puede ser cambiada en cualquier momento de más calor o más frío.
Ver todos los detalles